El final de la Guerra Fría dio comienzo a una «Era de la Imitación» llena de inestabilidad. Después de 1989, negarse a seguir el ejemplo de Occidente no era una opción, lo cual fue para los imitadores una imposición neocolonial humillante y, entre los imitados, alentó una arrogancia imperial y un total desinterés por el funcionamiento de otros países.

No hay ninguna opinión por el momento.

La luz que se apaga

22,90 €
Impuestos incluidos

Cómo occidente ganó la guerra fría pero perdió la paz

Cantidad

Recomendado para ti

Panel de herramientas

No

Editor de temas

Limpiar

Esas imágenes en la carpeta YOURTHEME/assets/img/patterns/

  • Adjunto archivo
  • Posición
  • Repetir
Limpiar
Limpiar

Esas imágenes en la carpeta YOURTHEME/assets/img/patterns/

  • Adjunto archivo
  • Posición
  • Repetir
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar

Esas imágenes en la carpeta YOURTHEME/assets/img/patterns/

  • Adjunto archivo
  • Posición
  • Repetir
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña